Cada vez son más las personas que sufren alergias primaverales cada año. Según datos recientes, casi un 40% de la población es alérgico al polen, principalmente a las gramíneas.

Causas de la alergia

El aumento del número de alérgicos se debe, entre otras causas, a la contaminación ambiental, a los hábitos de vida poco saludables, al abuso de medicamentos sin control médico y al cambio climático.

Recomendaciones para la alergia

Teniendo en cuenta que esta primavera promete ser “especialmente dura”, no está de más seguir una serie de recomendaciones.

  1. No salir a la calle sin gafas de sol, con el fin de proteger el ojo y evitar que se irrite la conjuntiva. Si utilizas habitualmente lentillas, durante la primavera “abusa” de las gafas. Las personas muy alérgicas deberían utilizar mascarilla al salir al exterior.
    mujer con gafas de sol
  2. Ventilar la habitación a diario, evitando las horas del día en las que el nivel de polen es mayor, lo ideal: a primera hora de la tarde. El resto de la jornada, las ventanas deben permanecer cerradas.
    Hay aplicaciones en las que se pueden consultar los niveles de pólenes diarios y las horas más conflictivas, además de las zonas en las que la polinización es mayor.
  1. Viajar en coche con las ventanillas cerradas y, si es posible, evitar el uso de motos y bicicletas. Existen filtros para poner en los conductos del aire acondicionado, tanto en los vehículos como en la vivienda.alergias primavera*Imagen: ellahoy.es
  2. Limpiar la casa con el aspirador, y no con la escoba, para no levantar polvo. Utilizar bayetas de algodón húmedas para limpiar las superficies y hacer limpieza de la casa en profundidad, al menos una vez por semana, para no agravar los síntomas.
    aspirador dyson V6
  3. Tender dentro y no al aire libre para que no se pegue el polen a la ropa húmeda durante el secado.

  4. El deporte ayuda a mantener sano nuestro sistema inmunológico pero practicarlo en espacios abiertos en esta época debe limitarse. Si no es posible, hay que ducharse enseguida y cambiarse de ropa para que los posibles restos de polen que puedan quedar en el pelo, en el cuerpo o en las prendas, se eliminen.
    Durante el período de alergias, mejor ir al gimnasio y nadar en piscina cubierta. Acordaros de que el pelo de las mascotas también se impregna de polen si salen al exterior, por lo que hay que lavarles con frecuencia.
  5. No tocar las plantas ni los árboles y evitar permanecer mucho tiempo en zonas con abundante vegetación como parques y jardines.
  6. Ante el escozor de ojos, utilizar suero fisiológico, y mucho mejor si se guarda en la nevera porque así, aparte de limpiar, aliviará los síntomas. Ante la sequedad nasal, los baños con soluciones de agua de mar que venden en las farmacias son de gran utilidad. Si se reseca la garganta, mantenerla hidratada bebiendo pequeños sorbos de agua cada poco tiempo. Los zumos industriales, el café y el alcohol resecan más y empeoran los síntomas.
  7. Aumentar el consumo de frutas, sobre todo cítricos, pues tienen acción antihistamínica, y consumir bastante pescado azul ya que, por sus propiedades antiinflamatorias, reduce los síntomas de la alergia.
    frutas y verduras
  8. No automedicarse, tanto los antihistamínicos orales como los colirios antihistamínicos debe recetarlos un médico porque, en contra de lo que la gente piensa, no son todos iguales. Ante la mínima sospecha de alergia, hay que consultar con el especialista.

También te puede interesar : Razones para usar champú con sulfatos