El cáncer es una enfermedad que asusta. Casi todos nosotros tenemos un familiar o amigo cercano que ha pasado o está pasando por esa terrible experiencia.
El  reputado oncólogo francés, David Khayat, responsable del Plan Nacional contra el cáncer  en Francia desde 2002 hasta 2007, ha escrito “La Biblia contra el cáncer” (Temas de Hoy, 21,90€) una estudiadísima y clara guía sobre qué alimentos ayudan a prevenir un posible cáncer, cuáles nos ayudarán si estamos convalecientes y cuáles son nocivos para nuestra salud.

El Profesor David Khayat, ante todo avanza lo siguiente: “No hay un régimen milagroso. Lo primordial es: ejercicio físico, nada de tabaco y sentido común.”

Le entrevisto a las 16h y la pregunta inevitable es: “¿Qué ha comido? “.

Este hombre de aspecto fuerte y sano y piel bronceada me da un fuerte apretón de manos y me responde con una sonrisa: “He comido muy bien y muy rico. He picoteado: tomate, tortilla, una menestra de verdura… Hay que comer sobre todo variado.”
Nadie pensaría que escribe novelas de amor y es que a pesar de ser una eminencia (o tal vez por eso mismo) posee una empatía extraordinaria.

“Estaba cansado de acompañar a mis pacientes hasta la muerte, por eso he escrito este libro, probado de forma científica y escrito en condicional, como deben de escribirse los libros científicos.”

Partiendo de que no existen un único régimen, de que no es o mismo tener 20 que 5 años, ni ser hombre que mujer, el Dr. Khayat habla de varios alimentos sanos por naturaleza y preventivos del cáncer: el zumo de granada, el té verde, el tomate… y otros nocivos como: el pez espada, el atún (no el  enlatado) el salmón…

Pero ante todo hay que leer el libro con calma, con sentido común y ante todo sabiendo como el mismo Doctor Khayat dice, que “incluso los alimentos no recomendados se pueden tomar de vez en cuando y no hay nada que evite el cáncer completamente pero una buena alimentación, lo retrasa y ayuda mucho. “