¿Quién no ha tenido alguna vez las piernas hinchadas, cansadas, o con sensación de pesadez? ¿Quizá tienes alguna antiestética araña vascular? ¿Te han aparecido varices? Todos estos signos y síntomas están relacionados con la “post sobre mala circulación” así que vamos a dar algunos consejos útiles para mejorar la salud de nuestras piernas durante todo el año, y no sólo de cara al verano.

 

  1. Mantente activa: Completamente cierto “quien mueve las piernas, mueve el corazón” y con él, el resto del cuerpo… Realiza ejercicio físico moderado y adaptado a tu edad: caminar a buen ritmo, correr, montar en bicicleta ¡todo vale mientras ejercites las piernas!

 

  1. Utiliza ropa que no sea muy ajustada, lo mejor es usar prendas con las que estés cómoda y puedas moverte libremente sin necesidad de adquirir posturas forzadas y, por supuesto, que sea de tu talla. El calzado también es importante, debe ser de buena calidad y con un tacón no superior a 5 ó 6 cm. ¡Cuidado! los zapatos muy planos tampoco son aconsejables.

 

  1. No estés en la misma posición durante mucho tiempo, hay que hacer descansos frecuentes. Si estás sentada, intenta no cruzar las piernas y muévelas a menudo realizando círculos con los tobillos, movimientos de los dedos, y flexión y extensión de las rodillas.

 

  1. Al llegar a casa, siéntate un rato en el sillón con las piernas en alto, siempre debes vigilar que descansen a una altura por encima del corazón para facilitar el retorno venoso.

Cómo elegir las medias terapéuticas

  1. No fumes.

tabaquismo

  1. Sigue una dieta sana y equilibrada reduciendo al mínimo las grasas y aumentando la ingesta de fibra. No abuses de la sal, evítala en la medida de lo posible condimentando tus platos con especias o con zumo de limón.

 

  1. Bebe entre 1,5 y 2 litros de agua

beber agua

  1. Si tu bolsillo te lo permite, un drenaje linfático manual de vez en cuando es una buena opción para mejorar la circulación y evitar la retención de líquidos.

 

  1. El calor directo sobre las piernas no es bueno ya que favorece la vasodilatación, así que, procura ducharte con agua templada y termina con un buen chorro de agua fría. Las fuentes de calor como las estufas o calefactores, el sol y la cera caliente, cuanto más lejos, mejor.

 

¿Qué te parecen estos consejos para conseguir unas piernas sanas y bonitas? Yo creo que es fácil seguirlos y el resultado, merece la pena. . .

También te puede interesar: 12 trucos para estar guapa en invierno

Banner Blog Down