Antes de empezar a hablar de las propiedades y efectos beneficiosos o perjudiciales de determinados alimentos quería compartir con vosotros una reflexión sobre nuestra alimentación.

comida sana¿Comemos para alimentarnos?  ¿Somos conscientes de que somos lo que comemos? Disfrutamos de los alimentos saludables que nos cuidan y dan vitalidad, o más bien “morimos” por comer “comida basura”?

Vivimos una vida marcada por las prisas y la falta de tiempo, la comida rápida y preparada gana mucho protagonismo, nuestro cansancio físico y estrés lo intentamos paliar con energía rápida de azúcares refinados, no disponemos de tiempo ni siquiera de pararnos a pensar que es lo que más nos conviene, no escuchamos las señales que día a día nos da nuestro cuerpo para orientarnos de lo que necesitamos, muchas veces en vez de alimentar nuestras células alimentamos nuestras emociones negativas y la incesante publicidad, más que mirar por nuestra salud mira por los intereses económicos de las grandes empresas!

Pero el cambio viene del interior de cada uno de nosotros, la primera fase de un cambio hacia una alimentación más natural tiene una primera fase de reflexión y de concienciación. Yo, hace unos años y tras el diagnóstico de una enfermedad autoinmune decidí hacerme responsable de mi bienestar y al ver los maravillosos resultados,  no me queda más remedio que compartirlo con todos vosotros!

reflexion sobre alimentación

Estamos acostumbrados a cargar sobre los médicos toda la responsabilidad de nuestra salud y en muchas ocasiones, queremos la pastilla mágica que cure todos nuestros males sin hacer ningún esfuerzo, pero, que grandes hazañas en la vida se consiguen sin ningún esfuerzo? Que mejor objetivo que nuestra salud y bienestar para esforzarnos?

No os parece antinatural tomar la pastilla del colesterol acompañada de chorizo?, el ibuprofeno tras 5 cervezas, el antiácido tras un gran chuletón?

No será más fácil ser comedidos y no traspasar el límite en el que nuestro cuerpo se resiente? El comer de forma equilibrada y disfrutar de sentirnos vitales, fuertes y saludables? El elegir los alimentos que nos hacen sentir bien, tanto por dentro como por fuera?

Aquí os dejo mi reflexión, que espero que también sea la vuestra.

Susana Framit