Hace aproximadamente tres años me dio por pensar de manera un poco obsesiva en lo amarillos que son mis dientes. Sí, es una pena pero lo son. No fumo, no tomo apenas café, ni nada de esas cosas que dicen que los amarillean, pero son así. Ahora ya tengo otras nuevas obsesiones que reemplazan a aquellas, pero sigo teniendo ese “asunto sin resolver”. “Quiero dientes blancos!

Estuve preguntando en varias farmacias, e incluso a una dentista, para informarme de cómo funcionaban los tratamientos para blanquearlos.

Al parecer, los de la farmacia es difícil, o al menos era, apreciar los resultados, y la dentista me dijo que hacerme un tratamiento no era recomendable para mis dientes porque los debilitaría. Ahí se quedó la cosa. Entendí que ya no había remedio.

Pero hace poco cayó en mis manos un dentrífico que al parecer blanquea sin dañarlos.Se llama YOTUEL.

Por una parte aporta Peróxido de Carbamida, que es lo que utilizan los dentistas para los blanqueamientos, y por otra el esmalte está protegido y las caries se previenen con su uso diario porque contiene una combinación de flúor, calcio y xilitol. Así que esto viene a ser como lo de bueno, bonito y barato, pero aquí es blancos, limpios y protegidos ¿alguien da más?

El caso es que lo guardé tanto para usarlo sólo yo como si fuera un tesoro, que no recordaba dónde lo había guardado.

Ahora lo he encontrado y mañana mismo empiezo a usarlo, y ya os contaré después de Navidades, a ver si ha pasado la prueba del turrón. Si no, lo siento pero lo diré igual, aunque la verdad es que esta vez me inspira confianza ya que pertenece a una compañía presente en 70 países y con más de 130 patentes en higiene oral.

De venta en Farmacia. (Y por cierto, Amaya y compañía, ya sé que vais a ir corriendo a comprarlo, un poco de paciencia que veo que los vais a tener antes más blancos que yo).

¿Habéis probado alguna de vosotras algún blanqueador de este tipo? ¿os ha funcionado?

Web oficial Yotuel