Qué es realmente el champú en seco

Hace años que oía hablar de Champú en Seco y como el que oye llover.. la verdad, no pensaba que iba conmigo y después entendí que lo que pasaba era que no entendía realmente el concepto. En un principio me imaginaba que significaba algo así como evitar lavarse la cabeza  y sustituirlo por el hecho de aplicarte un spray, y eso no me convencía.

Hasta que hace unos meses o tal vez algo más de un año probé uno de ellos y entonces entendí que no era un lavado en seco, sino un gesto cómodo, rápido y fácil para tener el pelo “fresco” o con sensación de limpieza en un momento, cuando no te lo puedes o no te lo quieres lavar.
Por ejemplo, te levantas y vas a salir a hacer ejercicio, no te lo quieres lavar porque sabes que a la vuelta te vas a duchar y prefieres lavarlo después, pero tampoco te hace mucha gracia salir con el pelo pegado a la cabeza o con aspecto sucio. Ese sería un momento idóneo para aplicarte un spray y refrescar tu pelo.

O en un momento dado del día tienes que salir y te ves el pelo aplastado o con algo más de grasa, y no es el momento de lavártelo. Otro buen momento para usar el champú en seco.

Batiste champú en seco

Batiste marca líder del mercado

Existen multitud de marcas de champú en seco, pero de entre ellas destacaría una, Batiste, ya que es la que mejor relación calidad-precio tiene. Por menos de 5€ tienes un producto super útil y de buena calidad. Además dentro de esta marca hay diferentes productos para conseguir no sólo refrescar el cabello sino algo más. Unos aportan fragancia, otros color, volumen, etc. Incluso tienen uno con una fórmula a base de queratina fortalecedora que a parte de refrescar tu pelo, lo protege contra el daño que nos pueda haber ocasionado el uso de planchas y secadores.

De entre las versiones con fragancia, uno de ellos por ejemplo huele a cereza, Batiste Cherry, otro floral, oriental, tropical, etc. los hay para todos los gustos. Y de vez en cuando sacan ediciones limitadas con un packaging muy llamativo y que da gusto tener. 

Cómo se usan los champús en seco

Es muy fácil como os decía, y no se tarda nada. En primer lugar se agita el bote como si de laca se tratara. En segundo lugar se pulveriza a 30 cm de las raíces separando el pelo por capas. Una vez pulverizado por todo el cabello se masajea ligeramente con las yemas de los dedos para asegurarte de que las raíces estén totalmente cubiertas. ¡Y ya lo tienes! Con sensación de limpieza, con un aroma muy agradable y con más volumen, listo para salir.

Así que si alguna vez necesitas tener un pelo maravilloso en ese momento pero no puedes lavártelo, ya sabes, hay un remedio rápido y eficaz para salir del paso.

Por cierto, también lo usan las personas mayores, que suelen ir a la peluquería una vez por semana y entre media de esos lavados se van aplicando este tipo de champú.

Para saber dónde comprar los productos de Batiste entra aquí , aunque seguro que ya los has visto en muchos sitios, por ejemplo en Primark junto a las cajas, siempre están y muchas veces… pico, ¿qué le voy a hacer?

Y vosotras ¿usáis champú en seco? ¿desde hace mucho tiempo?