Hoy en día la gran mayoría de las mujeres se tiñen el cabello de una u otra manera. Existen varios tipos de coloración y también varios tipos de tintes. En este post me gustaría aclarar un poco las diferencias y así poder orientaros a la hora de elegir el tinte del cabello que más te conviene.

Tipos de coloración de cabello:

coloración de cabello temporal: se aporta color mediante moléculas pigmentadas que se adhieren al exterior del cabello sin penetrar en la capa de la cutícula. Es como si lo pintáramos. Se puede conseguir con champús, geles, sprays y espumas. Y se quita con el lavado.

coloración de cabello semi-permanente: no contiene peróxido ni amoniaco, o lo tiene pero en cantidades muy bajas. Penetra en forma parcial en el cuerpo del cabello y altera su estructura pero de una forma leve. Se quitan con 4 ó 5 lavados, aunque depende de cada caso.
El hecho de que no lleven o lleven muy poco peróxido o amoníaco no quiere decir que no puedan producir alergia, ya que pueden contener, y de hecho la mayoría de las fórmulas contienen otros compuestos tóxicos como el compuesto P-Fenilenediamina u otro tipo de agentes similares.

El color obtenido dependerá de su color original y de su porosidad, por lo que puede resultar diferente en distintas zonas de la cabeza, dándole un acabado más natural. La pega que tienen es que los cabellos blancos o grises no se tiñen igual, y no serán camuflados.
La coloración permanente no permite aclarar el cabello.

coloración permanente: sí que contiene un agente oxidante (amoníaco u otro) que penetra en el interior de la fibra capilar y retira el pigmento natural del cabello (la melanina), lo que permite que el color se fije de una manera definitiva.

Podría decirse que esta coloración es más dañina que la semi-permanente, pero si tenemos en cuenta que ésta última hay que repetirla con más frecuencia, la cosa no está tan clara.

tintes de cabello

¿Cuáles son esos componentes dañinos para el cabello?

Amoniaco
Resorcinol
Parabenes
Aceites minerales, derivados del petróleo que taponan el poro
Siliconas, tapan el poro, evitando la liberación de toxinas
Parafinas, tapan el poro
Metales pesados, irritan el cuero cabelludo
Fragancias artificiales, irritan el c.cabelludo
SLS, es un detergente que arrastra el manto hidrolipídico produciendo irritación
Derivados del Formaldehydo, irritan

Con esta información, podemos decir que:

1- No existen en el mercado tintes 100% naturales. El único tinte totalmente natural que existe hoy en día es la henna, que todas conoceréis, pero tiene pocas variedades de color y además desaparece a los pocos lavados.

2- No es posible conseguir grandes cambios en el tono, y cubrir al 100% las canas con tintes naturales.

3- El amoníaco no es el peor enemigo del cabello. Es verdad que cuanto más amoníaco contenga un tinte, será más dañino para el cabello, pero hay otros componentes que son igual de agresivos.

Y lo más importante, a mi modo de ver:

4- El hecho de que no contengan en su fórmula amoníaco ni PPD ni otros componentes, no significa que no puedan producir alergia.

Sobre esto, puedo contaros que no hay gente alérgica y gente no-alérgica al tinte. Hoy puedes no serlo, y mañana sí. Tengo el ejemplo en mi casa. Mi madre no era alérgica a ningún tinte, y se lo daba con cierta frecuencia. Un día, al salir de la peluquería de ponerse su tinte habitual, en su peluquería habitual, y sin ninguna situación especial, empezó a convertirse en Shrek! es broma, pero la cosa es seria. Se le hinchó toda la cara como un monstruo y desde entonces no puede usar tinte, una sola gota le irrita de manera impresionante.
Yo recuerdo esta anécdota cada vez que voy a probar uno, porque me gusta probar varios, para poder contaros mi experiencia. Espero poder seguirlo haciendo muchos años.

Y después de todo, ¿qué tinte o coloración permanente para utilizar en casa es el más recomendable?

Yo no he podido comparar todas las marcas del mercado, pero analizando las fórmulas de algunos de los tintes más conocidos tengo estas diferencias y apreciaciones: comparativa de tintes de cabello con sus ingredientes potencialmente agresivos