La dieta contra el síndrome del intestino irritable o dieta baja en FODMAP, es muy conocida en otros países pero en España no tanto, parece ser que porque también es una dieta contra las flatulencias y aquí esas cosas nos da vergüenza contarlas. En Alemania, Australia, Nueva Zelanda, Inglaterra, Estados Unidos, Dinamarca, Noruega o Malasia, se habla de ella abiertamente, aquí… poco a poco, creo que todo se andará.

En todos estos países, los médicos prescriben la dieta baja en FODMAP antes que cualquier otro tratamiento o medicamento contra el síndrome del colon irritable y otros trastornos gastrointestinales.

El síndrome del colon irritable es un problema común, tanto en los hombres como en las mujeres de todas las edades. El primer síntoma es tener muchas flatulencias (gases), el vientre hinchado, a veces con dolores, y excrementos malolientes, irregulares y a menudo demasiado líquidos (diarreicos).Se trata, pues, de un problema muy molesto, para uno mismo y para las personas con las que se convive.
Hasta hace poco, la medicina no había encontrado ninguna solución, pero hoy en día está científicamente demostrado que este régimen disminuye los síntomas del síndrome del colon irritable en alrededor del 75% de los casos.

dieta fodmap

Los FODMAP son una familia de azúcares que muchas personas absorben mal en el intestino delgado (la primera parte del intestino). Así pues, estos azúcares llegan al intestino grueso, al colon, donde hacen que proliferen determinadas bacterias patógenas. Y es que a esas bacterias les encantan estos azúcares y, por eso, se multiplican a gran velocidad ante su presencia, provocando una fermentación que libera grandes cantidades de gas, lo que hace que los FODMAP provoquen rápidamente la hinchazón del intestino.

ensalada con chia

Esta dieta limita el consumo de fructosa, fructooligosacáricos y galactooligosacáridos, lactosa y polioles, como el sorbitol, manitol, maltitol y xilitol. Se trataría de evitar los siguientes alimentos en FODMAP:

  • Cereales como el trigo y derivados, el centeno y la cebada.
  • Frutas como la manzana, pera, sandía, melocotón, cerezas, moras, nectarinas o mango.
  • Verduras como la cebolla, ajo, alcachofas, espárragos, remolacha, coles de Bruselas, brócoli, puerro, coliflor o champiñones.
  • Legumbres en general: guisantes, lentejas, habas, judías blancas y garbanzos.
  • Lácteos: evite la leche y valore la tolerancia individual de yogures y quesos. Escójalos sin lactosa siempre que pueda. Tome leche de avena enriquecida en calcio como sustitutivo de la leche.
  • Miel.
  • Edulcorantes artificiales que contengan sorbitol (E420), manitol (E421), isomalt (E953), maltitol (E965) y xilitol (E967).

Los FODMAP se encuentran, entre otros, en determinadas frutas, verduras, cereales, frutos de cáscara (nueces), leguminosas y productos lácteos. El problema es que no hay una regla general para reconocerlos, y uno se ve obligado a acudir a una tabla.

Origen: FODMAP. La dieta australiana de la que nadie se atreve a hablar – Salud Nutrición Bienestar