A menudo no somos conscientes de la importancia que tiene la exfoliación de nuestra piel.  Es por eso que a veces nos empeñamos en utilizar multitud de cremas sin darnos cuenta de que lo prioritario es la limpieza y renovación de la piel para que los productos que añadamos posteriormente puedan penetrar y realizar su acción correctamente.

relajarse en casa

Además de la limpieza diaria de la piel, tanto facial como corporal, una vez por semana sería recomendable llevar a cabo una exfoliación ayudándola así en su proceso de renovación natural. Al exfoliar activamos la circulación, suavizamos la piel y favorecemos el proceso de renovación celular, lo que fortalece y da mayor elasticidad; además puede contribuir a ir eliminando las manchas y cicatrices.

Cómo exfoliarnos la piel

Para la exfoliación corporal lo ideal es realizarla en la ducha con la piel mojada con agua caliente que reblandezca las zonas más endurecidas como rodillas, codos, talones, etc.

Es de vital importancia acordarnos de realizarla cada semana para mantener la piel lisa, suave y reluciente.

En función del producto que utilicemos lo podremos aplicar sobre una esponja esponja, o bien sin son exfoliantes que combinan exfoliación con hidratación se aplican directamente masajeando con las manos tras la limpieza de la piel.

Para la exfoliación facial, yo os recomendaría que reservéis un día de la semana para realizar un tratamiento más completo y tras la limpieza  os exfoliéis y completéis el tratamiento con mascarilla o ampolla de tratamiento.

exfoliacion

Tras la exfoliación es importante mantener hidratada la piel y aportarle nutrientes naturales que mantengan su nivel de hidratación y la nutran, de forma que la piel quede lisa, luminosa y radiante.

¿Con qué frecuencia debemos exfoliarnos?

Si nunca has exfoliado tu piel o hace mucho que no lo haces puedes comenzar a realizar este ritual una vez a la semana durante el primer mes.  Si tu piel es muy sensible y tiende a la irritación puedes seguir realizando este proceso cada 15 días y con productos específicos que realicen esta labor de forma suave.

Aunque por norma lo realicemos una vez por semana, hay momentos en los que es importante exfoliar:

– antes de la exposición solar para obtener un bronceado uniforme y vivo,
– antes de aplicar un autobronceador
– y tras el verano (sol, cloro,…) para ayudar a la piel en su regeneración y eliminar las células muertas acumuladas en la epidermis.

exfoliar piel

Diferencia entre exfoliación y peeling

La exfoliación actúa en la capa más externa de la piel, eliminando impurezas y células muertas y activando la circulación de la piel, consiguiendo una textura más suave y una mayor luminosidad. También sirve para limpiar los poros.

Los peelings actúan a niveles más profundos que los exfoliantes, y por eso además de alisar la superficie de la piel y mejorar su aspecto, atenúan las manchas y las arrugas.

Elimina las células muertas por la acción química de sus componentes, no hace falta frotar. Estimulan la renovación de las células y la formación de colágeno. Es recomendable hacérselos en las épocas de invierno donde da menos el sol y además usar fotoprotector.

 

Opciones para exfoliarnos

Aunque existen muchas opciones, como exfoliante corporal a mi me gustan los que además de exfoliar llevan otros elementos como aceites vegetales naturales que hidratan, nutren y suavizan la piel; hay varias opciones para que cada una escoja el que más le guste.

 

Personalmente uso exfoliantes de todos los precios, y me gustan, por ejemplo, estos de Clinique

exfoliantes Clinique

 

Si llevan aceites o agentes hidratantes, se aplican sobre la piel húmeda y se realizan suaves masajes circulares, luego se aclara y se seca el cuerpo sin frotar para mantener la hidratación que nos aportan los aceites.

Para la exfoliación facial, los que son de sales es necesario que tengan un gránulo mucho más fino ya que la piel de la cara es más fina y delicada y los aceites han de ser más específicos para la cara.

En fin, dadas las circunstancias, estando más en casa, tenemos más tiempo para cuidarnos la piel y la exfoliación es un paso que a menudo olvidamos pero como podéis ver es muy importante. ¿Cada cuánto os soléis exfoliar vosotras la piel?

También os puede interesar:  4 consejos del día a día para tener una piel saludable