Un día me contaron que existen 38 tipos de flores que, mezcladas debidamente, ayudan a prevenir y curar gran variedad de enfermedades y estados de ánimo. Entonces pensé que eso era imposible, pero un buen día me enteré del origen de las flores de Bach, que no son de ese señor, sino que fue quien descubrió su utilidad, y quiero contarte su historia.

Flores de Bach

Resulta que Edward Bach fue un médico eminente que nació en Inglaterra en 1886 y que tuvo la suerte para todos nosotros de ser diagnosticado de una enfermedad incurable en 1.917. Ya hacía tiempo que Bach pensaba en que existía una relación entre las enfermedades crónicas y la toxicidad intestinal, pero no imaginaba que aplicaría consigo mismo y por obligación lo que pensaba.

La cosa no era para bromas, le dieron tres meses de vida, así que, inquieto por terminar sus investigaciones, se encerró en su laboratorio y mira tú por donde que se recuperó del todo de su enfermedad. Este hecho, le hizo plantearse la gran importancia del estado emocional del enfermo para poder curarse.

Trató desde entonces de curar al enfermo, no a la enfermedad. En 1924 presentó un trabajo ante un súper congreso internacional de medicina repleto de sesudos asistentes que trata de la relación entre las toxinas que ingerimos y el cáncer y sí, fue en 1924. Otra cosa es que aún no le hayamos hecho caso porque preferimos atender a los anuncios de las marcas comerciales que nos envenenan con químicos y azúcar, yo la primera, pero eso es otra cuestión.

Creo que me estoy yendo por las ramas y lo que deseaba contaros es que el otro día me invitaron a una clase de yoga en la que nos explicaron lo que son las flores de Bach y cómo podemos aplicarlas para que sane el enfermo, no la enfermedad, que de eso se trata.

Flores de BAch

 

flores de bach

Flores de Bach: Rescue

Allí nos hablaron de la línea RESCUE, de Laboratorios Diafarm, que es una mezcla de cinco Flores de Bach Originales pensadas para el día a día, en distintos formatos (spray, crema, gotas…. Unas nos calman por la noche, otras para el cuidado de la piel , otras para combatir el estrés…

No tienen efectos secundarios y todos podemos tomarlas. Al parecer mucha gente las lleva en el bolso y en momentos de estrés puntual como el dentista, viajes en avión o casos así, se toman las gotas o aplican el spray en los pulsos, y les ayuda a calmarse.

Flores de Bach

Si quieres investigar más sobre el asunto, puedes pinchar este enlace Diafarm Rescue pero lo más importante es que sepas que esto no es ninguna tontería.
Quiero dar las gracias a Diafarm por acercarnos a la verdad de lo que ocurre, y a personas como Edward Bach, adelantados a su tiempo y por lo que se ve, también al nuestro.