Para muchos, una liposucción, un aumento de senos, el rejuvenecimiento facial, o el botox, constituyen uno de esos tratamientos que pueden poder en riesgo a una persona que, sobre el papel y tras un análisis superficial de la cosa, no padece patología alguna.

Ya sabéis que creo que nada es importante, ni deja de serlo, sino cuando te hace daño, cuando te perjudica y te hace sentir mal porque en ocasiones conduce a la depresión, al malestar, a la falta de estima…y eso sí son patologías a cuidar, digo yo. Bueno sí; una depilación láser no es sino un buen método de estar guapa y quitarte temas de la cabeza, pero para entendernos, nos vamos a quedar con el ejemplo de un tratamiento de liposucción.

liposuccion

Vamos a comenzar por definir bien lo que es una liposucción porque he leído a veces cosas que … en fin. Se trata de una técnica que tiene como objetivo corregir zonas del cuerpo en las que se acumula más grasa de lo normal y que no se ha eliminado con tratamientos de adelgazamiento. Es decir, que antes de hacerte una liposucción lo ideal es que hayas intentado adelgazar por otra vía menos invasiva.

Si aún así decides hacerla, te recomiendo que te informes, pero que lo hagas bien. Hay tres vías de consulta que llevarán a que tomes una decisión con total seguridad y no creas que es un capricho sino que estés convencida de que lo necesitas y de que te lo mereces; de que lo prescindible de ha convertido en ti en necesario. Esas vías son; que sepas muy bien en qué consiste el tratamiento de liposucción en el ejemplo que he puesto, que preguntes a varios doctores que sean buenos sobre ejemplos de liposucción y su recomendación en tu caso, y que puedas consultar a muchas otras personas que hayan pasado por una experiencia de liposucción.

Yo he descubierto un sitio que me gustaría recomendarte porque hace unos días, una amiga me dijo que quería hacerse una mesoterapia, unos pequeños pinchazos en zonas con grasa muy localizada, algo así como muchas mini infiltraciones con agujas muy, muy finas… Bueno, otro día os hablo de esto. La cosa es que le pregunté si de verdad estaba decidida y si se había informado bien. Me dijo que sí, y que como yo soy tan desconfiada, que podía buscar yo también información en un sitio web que se llama Multiestética.

liposuccion

Pues allá que fui, y me gustó, la verdad, porque a veces, cuando una de nosotras tiene que tomar una decisión que para otros puede ser muy sencilla, pero que a ti te supone un mundo, nos sentimos muy solas, sin posibilidad de consultar a nadie que realmente entienda y/o haya pasado por ello. En centro en el que yo me informé sobre la liposucción para el ejemplo que te estoy poniendo, hay más de 1.200 doctores que responden a tus preguntas y 120 mujeres que han escrito su experiencia, además de vídeos, imágenes, centros que hacen el tratamiento y 78 preguntas más frecuentes por si alguna se te pasa.

Entonces dije; esto se lo tengo que contar a todas porque estoy segura que para una cosa, o para otra, algún día te puede venir bien y entre todas, podemos estar más convencidas de que hacemos alguno de estos tratamientos porque nos sentiremos mejor, no porque nos digan si son o no necesarios. Lo que para alguien puede no ser necesario, para otra persona puede ser imprescindible así que ya sabes; en todo caso ¡Hazlo bien!!