Hitchcock  (Alfred Hitchcock and the Making of “Psycho”, EEUU, 2012)

Sacha Gervasi, director británico, se atreve en su última película a narrar uno de los episodios más interesantes de la vida de Alfred Hitchcock. A la manera en que lo hacía el maestro del suspense en la serie televisiva que dirigió en Estados Unidos a finales de los años 50, principio de los 60, el propio Hitchcock presenta este capítulo de su vida, el momento en el que decidió producir y rodar “Psicosis” contra viento y marea.

Hitchcock

Nadie quiso apoyar a Hitchcock en su empeño por llevar a la gran pantalla una obra de Robert Bloch que se consideraba menor. El realizador inglés quería dirigir una película de terror en la que además, por primera vez en la historia, la protagonista moría al poco de empezar el largometraje.
Su productora, la Paramount, lo consideraba una agresión excesiva hacia los espectadores y no le veían sentido. Así que fue el propio Hitchcock, apoyado por su incansable mujer Alma, quien hipotecó su casa y se embarcó en la aventura sin estar muy seguro de cuál sería el resultado.

La película de Gervasi nos pinta a un genio frío, apático, que no se quita el traje oscuro jamás, solitario, que da vueltas a sus fantasías y protagoniza ciertos episodios de crueldad y acoso hacia la actriz principal de la película, Janet Leight (Scarlett Johansson).
La película es divertida para los cinéfilos, ya que desvela secretos de la preparación, el rodaje y el montaje de “Psicosis”, aparte de que cuenta un episodio de celos que vivió el propio Hitchcock durante dicho proceso, temeroso de que su inseparable Alma se hubiera cansado de no ser más que un florero al lado del genio y hubiera encontrado a otro. Anthony Hopkins encarna a un Hitchcock muy caracterizado (quizás demasiado) y Helen Mirren a Alma Reville, su inteligente esposa.
Mientras que la interpretación de Hopkins es discutible en tanto que resulta excesivamente impersonal, la de Mirren es impecable y convierte a su personaje en el corazón de la película.

Hitchcock

Psicosis” se estrenó en 1960 y se considera una de las joyas del cine a parte de una de las obras maestras de su creador. Sacha Gervasi, sin construir un film extraordinario, sí que dirige una cinta atractiva y disfrutable para los amantes del cine. “Hitchcock” tiene momentos interesantes y entretiene.

Trailer de Hitchcock:

Silvia Rodríguez Bermejo