No se si es porque se acerca el día de la Madre, o porque me acabo de reencontrar con ella ya que vivimos separadas, pero hoy me he levantado con ganas de decirle lo mucho que la quiero, y como no se lo voy a decir en persona, seguramente, dejaré que lo lea.

Tengo la suerte de tener una madre fantástica, de pequeña y de algo más mayor a veces preguntaba a mi hermana : ¿no crees que mamá es perfecta? sus días parece que tienen 60 horas: siempre todo a punto, en el trabajo una gran profesional cumplidora como pocas personas, la casa perfecta (nunca podrás encontrar una mota de polvo o una pelusa rodando, de esas que en mi casa, después de barrer, aparecen); sus hijos, puede estar orgullosa de cómo los ha educado (junto con mi padre, claro), lleva las cuentas de la casa, nunca falta nada que podamos necesitar, siempre se adelanta a las necesidades… es increible.
Así que mamá, a ti, enhorabuena! me gustaría llegar a ser algún día una madre como tu.

ana estoyradiante