En la Gran Vía bilbaína, en pleno corazón financiero y comercial de la Villa, a escasos metros del Palacio de Congresos y de la Música Euskalduna, así como cercano al Museo Guggenheim y el Museo Bellas Artes de Bilbao, reabre sus puertas el emblemático hotel NH Villa de Bilbao.

Tras una profunda reforma de sus instalaciones, el hotel ha adquirido un diseño renovado pero ha logrado mantener la historia del que es ya considerado un edificio emblemático. El hotel ha finalizado una puesta a punto de todas sus habitaciones y zonas comunes, además de poner en marcha un restaurante con un novedoso concepto gastronómico.

Mirad qué decoración, una monada, para mi gusto.

NH Villa de Bilbao

 

Las obras han tenido una duración de 3 meses y medio, tiempo que ha servido para recuperar el lustre del hotel que data de 1975. Actualmente, continúa siendo una de las opciones hoteleras de mayor calidad de la ciudad. Su estratégica localización, así como sus excelentes conexiones a través del transporte público, lo sitúan como la opción idónea para estancias tanto de negocios como vacacionales.

La estructura anterior se mantiene pero con una nueva decoración e innovadoras medidas ecosostenibles. Actualmente, el NH Villa de Bilbao ofrece 102 habitaciones estándar, 37 superiores y 3 junior suites con salón independiente, baño con hidromasaje y terraza.

NH Villa de Bilbao

La luminosidad de las habitaciones y del recién estrenado restaurante es uno de los cambios más significativos tras la reforma. Las tonalidades claras se han adueñado de las instalaciones para hacer del hotel un lugar más acogedor, perfecto para el descanso o para la celebración de eventos.

El edificio cuenta con 5 salones diferentes para la organización de reuniones de negocios o eventos privados y otros dos especialmente pensados para celebraciones o banquetes de boda con un aforo de hasta 240 personas.

 

Banner Blog Down